08 febrero 2006

Los Martínez.




En el seno de una familia española de los años setenta, católica y "practicante": las niñas canta en el coro, redactan el ofertorio y la acción de gracias; los niños juegan a tocar la "señalera" y pasan el "cepillo". Entre la liturgia y la eucaristía cambian el sacramento, lo sagrado se cuela entre las risas por los peluquines y las pieles; por lo absurdo de los oros.

Para elegir sus nombres han ideado un sistema eficaz recurriendo al santoral, y así: el 26 de julio nació Ana María, el 19 de marzo María José, el 16 de julio María del Carmen y el 29 de octubre los gemelos, Miguel y Rafael.

Los infantes tienen suerte, lucen modelos modestos e iguales; las niñas remiendan faldas y chaquetas aplicando lo aprendido en Labores.
Los libros son "clásicos" en el amplio sentido de la palabra, cada año mudan de estantería en la habitación de las muñecas hasta que salen, ya remendados y con algún borrón, hacia el final del pasillo, cabizbajos porque saben que el fin está próximo, tras el umbral de la habitación azul.
Los juguetes se comparten y se inventan: aprovechan sillas, cojines y hasta colchones para construir un castillo, con su foso y su muralla o un barco de vela, con las sábanas viejas que han perdido su bordado tras los muchos abordajes y naufragios.

La vida es un juego: aprenden las primeras reglas y tretas.

Ana María y María josé aceptaron las primeras; María del Carmer se especializó en las segundas; a Miguel le perdieron las pista tras su expedición a las "perlas" de Indonesia, en su última llamada desde Kupang lo apostaba todo, siempre con un as en la manga. Rafael nunca entendió el juego, perdió antes de empezar la partida por miedo.

17 Comments:

Blogger Bart said...

Leí algo sobre un tipo cuya madre usaba el santoral para poner nombre a sus hijos. Se llamaba Asdelavir Riberas. Su madre no entendió la abreviatura del 15 de agosto, Asunción de la Virgen.

febrero 08, 2006 7:50 p. m.  
Blogger Migae said...

Una familia como otra cualquiera...
en vez de elegir los nombres del santoral podian haber elegido perpetuar el de abuelos paternos y maternos... de todo hay en la viña del señor.

febrero 08, 2006 8:16 p. m.  
Blogger coco said...

Me voy a enamorar.

febrero 09, 2006 1:22 a. m.  
Blogger Juankar said...

Quieto Coco que yo la vi primero!!!
:))

febrero 09, 2006 11:39 a. m.  
Blogger Mingorance said...

Muy bonito. Pero me hubieran gustado que uno de los mellizos se llamara Gabriel que siempre es el olvidado (por cierto 29/09, no? a ver si lo estoy celebrando equivocadamente).

febrero 09, 2006 3:48 p. m.  
Blogger Rubbens said...

Pobre Rafael.. Bueno, qué cojones.. Que se joda.

Cómo lo hizo? Me puede el morbo.

PD: Sensacional, y sin cigarrillos.

febrero 09, 2006 10:59 p. m.  
Blogger pedro finch_ said...

Me gusta :-)
Podías haber puesto que uno de los hijos terminó escribiendo blogs a los treintaypocos ;-)

Besillos

febrero 10, 2006 8:28 a. m.  
Blogger slesnor said...

Bart... buenísimo,jejejejeje. Con ese sentido del humor no me extraña los blogs tan buenos que te has currao.

Migae me alegra que "reconozcas" el retrato de esta familia, esa era la intención. Un abrazo.

coco: qué susto; me da que te has equivocao u algo, porque has escrito una cosa muy rara....jejejee. Gracias por el piropo a lo que escribo, sé que no me lo merezco, pero qué coño! prefiero disfrutarlo.


Otia Juankar!...jojojojojo.

Mingorance, si te hace ilusión le cambio el nombre; como decía el famoso sabio: estos son mis principios si no te gustan... tengo otros (Groucho). Las fechas las miré directamente en la agenda... espera que miro otra vez... efectivamente me he confundío, no me lo tengais en cuenta es el thc... ;P


Rubbens, la historia de Rafael es interesante... aún la estoy pensando pero seguro que será interesante ;P. Esta vez sin pitillos, como a ti te gustan.

Pedro Finch: gracias, me alegra que te guste. El caso..., es que Rafael escribía blogs.


Bicos e apertas para tod@s.

febrero 10, 2006 11:53 a. m.  
Blogger coco said...

Que no se lo merece dice.
De todas formas, yo sólo me he enamorado de tu cuerpo serrano, que lo sepas.

febrero 10, 2006 5:25 p. m.  
Blogger Julio Suárez Anturi said...

Al llamado de "María", ¿quién voltearía a mirar?

febrero 10, 2006 7:47 p. m.  
Blogger pedro finch_ said...

Hey!
He estado echando un vistazo al blog y mola! Me gusta como, a veces, parece que estoy viendo una peli y a veces parece que son cosas que he vivido o pensado.
Y hablando de pelis, que selección más chula en tu perfil :-)

Besillos

febrero 10, 2006 10:26 p. m.  
Blogger Tronco said...

Llego de borrachera, a ver si me contestaste a lo que te comente. Y cuando entro, ¡veo que no te comente nada! ¿Es el alcohol lo que me trastorna, o por el contrario es la falta del mismo?. Y que mas da si me voy a emborrachar igual.

Otro día te contaré lo que pienso ahora.

febrero 12, 2006 3:51 a. m.  
Blogger Perdido said...

Yo tampoco he entendido el juego, bueno lo que no he entendido nuca han sido las reglas. Quizás por eso cuando juego, pierdo más que gano. Pero cuando gano ....

febrero 13, 2006 2:13 p. m.  
Blogger Gata Chata said...

"Los juguetes se comparten y se inventan..." Me trae recuerdos.. ¡ains! Ahora mismo me acabo de acordar de cuando jugaba con mi hermana a echarla a patadas del sofá. Unas brutas, sí, pero qué bien nos lo pasábamos. Hasta que un día me dí con el brazo de madera del sofá-cama en la cabeza. Creo que ahí fue cuando empezamos a jugar al trivial.

Marramiau melancólico.

febrero 14, 2006 12:31 a. m.  
Blogger slesnor said...

Coco efectivamente has acertado en lo de cuerpo serrano...y está mal que lo diga yo, sobre todo, teniendo abuela...

Julio dependiendo de quién acudían todas a la llamada; me alegra su visita ;p

pedro finch tengo que actualizar las pelis del perfil...un día de estos. No se si compadecerte o felicitarte por tu "identificación" con algunos textos...juasss, casi mejor te felicito.


Tronco, me pasa lo mismo con el thc. Espero intrigada a que recuerdes eso que has pensado (tranquilo sé que es imposible pero quedaba bonito).

Perdido...jugar sin conocer las reglas puede ser muy peligroso; recomiendo controlar los faroles y arriesgar con una buena jugada. Ainss, por qué no seguiré mis consejos...conclusión: no me hagas ni caso ;P

Bicos e apertas para tod@s

febrero 14, 2006 12:46 a. m.  
Blogger slesnor said...

Gata Chata es un placer verte de nuevo por aquí.
Jurjurjrujru...patadas..jurjurjur pues sí, un poco brutas. Nosotras jugabamos a algo parecido, hasta el día de: "el agarrón de pelos"...ainss, así se forjan vínculos familiares inamovibles!

Bicos e apertas.

(tu último post acojonante).

febrero 14, 2006 12:54 a. m.  
Blogger sonrisa said...

En mi casa también usaban y abusaba del satoral, todos llevamos de tercer nombre el del santoral correspondiente, yo tuve suerte; silvia, pero algunos de mis hermanos no; Pio, Anastasia, arggg
Respecto a las reglas, yo siempre las ignoré, hasta que me tuve que tragar el libro de instrucciones al completo y con cubiertas incluidas.
Tu blogs genial. besos

marzo 02, 2006 6:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home