03 enero 2006

E o mundo nâo se acabou. (III y última)


La diversión.


No remataría mi vida de otra forma que no fuese envuelta en humos de jazz...
Dejo la playa, el faro sigue iluminando "ronseles". Subo la calle empedrada que se aleja del puerto hasta la plaza mayor. Las sombras se mueven a ritmo de saxo... My favourites things de Coltrane.
La brisa de sal tras la puerta; de nuevo humos de club. Todos están aquí, My funny Valentine de Chet Baker me recibe, entonces me transformo en arpegio y no siento más que el cuerpo desencajado por la música.
Beso trompetas, saxos, un trombón de varas, al pianista... beso cada nota y la saliva calma la sed. Noche de bacanal y fin del mundo. Manos, piel.
Gasto todo mi dinero, vuelvo a las drogas y te perdono. Dado el acontecimiento, no me llevaré rencor al infinito. Te perdono todo el dolor y la ingratitud, los palos y la cama, la humillación y la pérdida. Todo.
Otro johnny y el sueño me puede,vuelvo a la playa para morir, cierro los ojos; despacio, recordando colores, sonidos, rostros que añoro. En estado onírico vuelo, me alzo, lo consigo: me reinvento.

Paradojas de la vida, un nuevo día. Sin dinero, de bajona, con alguna enfermedad venérea. E o mundo nâo se acabou.


(texto inspirado en la canción de Adriana Calcanhoto).

Powered by Castpost

2 Comments:

Blogger Julio Suárez Anturi said...

"Una última copa de vino y echo a volar", "Aunque el mundo no exista, te espero" y "No me llevaré rencor al infinito", son frases muy bellas que encontré en tus textos.

enero 03, 2006 5:47 p. m.  
Blogger slesnor said...

Gracias,a veces la suerte acompaña cuando escribes.
También se aceptan críticas.

Bicos y apertas.

enero 04, 2006 11:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home